¿Es una buena idea instalar cámaras de vigilancia falsas?

Cámaras de seguridad falsas, ¿son una buena idea?

Es muy común pensar que colocar una cámara de seguridad falsa en tu empresa o tu casa es una buena idea, pero en realidad es un grave error. Las cámaras de seguridad falsas no son una solución real para proteger lo que más te importa.

Las cámaras de vigilancia falsas no están conectadas a ningún sistema de grabación o a una Central receptora de alarmas y, por lo general, son dispositivos de imitación o cámaras que han dejado de funcionar.

A simple vista puede parecer difícil diferenciarlas, pero los ladrones más profesionales sí lo hacen. ¿Cómo lo consiguen? Pues es que este tipo de cámaras suelen presentar una serie de particularidades comunes.

Características de las cámaras de seguridad falsas:

  • Se fabrican con materiales endebles.
  • Sus lentes son de plástico.
  • No tienen cableado o el que tiene es poco creíble.

Instalar un dispositivo de vídeo falso puede ser tentador, pero también puede ser una invitación para que se cometa un delito. Y lo más importante, en caso de robo o acto de vandalismo no se podrá acceder a ninguna prueba que permita identificar al culpable.

Las garantías de protección de un sistema integral de seguridad son muchas, mientras que las de una cámara simulada son sólo disuasorias o pueden tener un efecto completamente contrario, incitar al robo.

La protección de tu hogar o negocio es un tema demasiado serio como para dejarlo en manos del azar. Incrementa la seguridad de tus propiedades empleando dispositivos de vigilancia reales.

Una buena inversión puede ser instalar un Circuito Cerrado de Televisión. El CCTV que ofrece Gama Seguridad consiste en un sistema de vídeo-vigilancia, en el que todos los elementos están conectados a uno o varios televisores. Una tecnología avanzada que garantiza la seguridad de tu hogar o tu empresa.