Consejos para prevenir robos en verano

Cómo prevenir robos en tu hogar durante el verano

Los robos en los hogares se multiplican durante los meses estivales, aprovechando que las viviendas se dejan vacías durante varios días. Aunque no existen fórmulas secretas que garanticen que los ladrones no consigan entrar en nuestra casa, sí podemos tomar determinadas medidas disuasorias para prevenir posibles robos.

 

Estos son 7 consejos que pueden ayudarte a mantener a salvo tu hogar durante las vacaciones:

Una de las cosas más importantes para evitar robos durante el verano es conseguir que parezca que la vivienda no está vacía. Debemos intentar que todo sea lo más normal posible, lo que implica tener en cuenta algunos factores:

    • No anunciar a los cuatro vientos que nos vamos de viaje o publicarlo en redes sociales.
    • Un buen truco es dejar algunas persianas subidas: Dejar todo cerrado a cal y canto haría demasiado evidente que la vivienda no está ocupada, así que procura cerrar bien las puertas y ventanas, pero deja que entre algo de luz para que parezca que hay alguien. Una buena opción es pedir a algún familiar, amigo o vecino de confianza que se pase por allí cada cierto tiempo y suba o baje algunas persianas.
    • Los temporizadores pueden ser grandes aliados: Instalarlos en las luces para que se enciendan y apaguen a determinadas horas puede ayudar a simular que hay alguien en casa. Si no cuentas con ellos, puedes utilizar el temporizador de tu televisión (si lo tiene) y programarla para que se encienda a alguna hora con volumen suficiente para que se oiga desde la entrada.
    • La acumulación de correo también es un indicador que los ladrones utilizan para averiguar qué domicilios están vacíos. Como en el caso de las persianas, un familiar, amigo o vecino de confianza puede ayudarte con eso si te planeas estar demasiados días fuera.
    • Evita dejar objetos de valor a la vista, ya sea dinero en efectivo, joyas o cualquier otro elemento que pueda ser tentador. Si tienes caja fuerte en casa aprovéchala e introduce todo lo que veas necesario antes de salir.
    • No olvides activar tu sistema de seguridad antes de irte de vacaciones. También  puedes colgar nuestro cartel en la puerta como medida disuasoria mientras estás fuera.

Todos estos pasos te ayudarán a prevenir posibles robos, pero no garantizan el éxito. Si cuando vuelvas de tus vacaciones notas algo sospechoso, alguna marca, puertas o ventanas abiertas, no entres. Avisa a los cuerpos de seguridad y espera fuera de la vivienda; aunque los ladrones ya no se encuentren dentro, podrías destruir pruebas necesarias para atrapar a los delincuentes.